martes, 22 de marzo de 2016

La Rúcula

La Rúcula

La rúcula es de esas plantas tan resistentes que se pueden cultivar durante prácticamente todo el año, exceptuando los inviernos muy muy duros. Aún así, su rusticidad es tal que aguanta bien la sombra, el sol, la humedad, el frío, el calor. Por eso se puede plantar en cualquier sitio y seguro que obtendrás resultados. Mucho mejor si el suelo tiene una buena fertilidad rico en materia orgánica
En verano, si la exposición al sol y la temperatura es muy alta, es posible que amargue un poco el sabor, así que para los meses de mucho calor búscale un lugar sombrío.
Se puede realizar siembra directa. Sin complicaciones de trasplante. Haz un pequeño surco con el dedo, pon las semillas y las tapamos a una profundidad de 1cm aproximadamente. No conviene enterrarlas demasiado. Si te apeteciera y también puedes plantarla en maceta en interior así que no tienes excusa para no tener rúcula en casa.
El ciclo de cultivo es rapidísimo. En poco más de un mes tendrás hojas de rúcula para recolectar de la siguiente manera: simplemente basta con cortar las hojas. Suele ser muy rápido y simple, pues éstas crecen en general a la misma altura, lo que lo facilita.

Estaremos muy contentos si ésta información os sirve y os ilusiona a tal punto de animaros a plantar en vuestros hogares,ya sea en macetas o pequeños rincones en el jardín.
Sabed que cualquier duda bastará con que pregunteis para resolverla.
Y estáis mas que invitados a compartir fotos de vuestros logrados espacios verdes a la página de Facebook: La Alegría de la Huerta.
¡Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada